The Rogers Revue

The Entertainment Capitol

Armando Espitia Descubre a Nuestras Madres

8 min read

En la edición de hoy de THE INTERVUE, la periodista Arely Pérez habla con el ganador de Sundance Armando Espitia sobre su papel en la próxima película de Outsider Pictures, Our Madres (Nuestras Madres), que se estrenará virtualmente el 1 de mayo.

Ernesto es un joven antropólogo que trabaja para la Fundación Forense en Guatemala en 2018, cuando todo el país está inmerso en el juicio de los soldados que desencadenaron la guerra civil. A medida que las declaraciones de las víctimas llegan una tras otra, el trabajo de Ernesto es identificar los cuerpos de los desaparecidos. Un día, mientras escucha el relato de una mujer mayor de un pequeño pueblo, cree haber encontrado una pista que podría guiarlo hacia su padre, un guerrillero que desapareció durante la guerra. Contra los deseos de su madre, se arroja en cuerpo y alma en el caso, buscando la verdad.

Arely Pérez tiene la entrevista

¿Cual es el papel que tú interpretas en Nuestras Madres?

Mi personaje se llama Ernesto es un antropólogo forense que después de vivir prácticamente toda su vida en México con su madre a dónde vivieron exiliados regresan a su país que es Guatemala. El trabajo de mi personaje es ayudar a los familiares de los desaparecidos durante el conflicto armado en Guatemala a recuperar los restos de sus familiares desaparecidos.

También tu personaje habla de un joven que está en busca a su padre desaparecido en estas masacres, ¿como te sentiste al saber que revivirías el personaje de una generación de personas que están pasando este proceso de poder o tener la esperanza de encontrar a sus padres?

Una noche realice que iba a representar de algún modo actuando a una generación de personas en Guatemala y en otros países de centro América que han pasado por lo mismo y que tienen mi edad o que son cercanos a mi edad. Trabajé muchísimo para hacerlo con dignidad, yo creo que la manera de respetar su historia es hacerlo lo más humano posible y lo más complejo posible, a veces mi personaje me parecía que era caprichoso que era odioso su con su mamá que era demasiado exigente cómo un niño chiquito queriendo tener la razón o encaprichado con querer encontrar los rastros de su papá de dónde  o quedo quién era?. Al final todo esto responde a una búsqueda de la identidad profunda de ¿quien soy? ¿de dónde vengo? ¿porque si soy de Guatemala he vivido todo el tiempo en México? ¿porque me siento incómodo ahí y en Guatemala? no siento que pertenezco a ningún lado. Pero por otro lado me identifico con estas mujeres indígenas y todo eso responde a quienes son mis padres y donde me llevaron donde me concibieron y porque. Entonces a partir de esta actitud digamos caprichoso e infantil de un personaje que solo es traer la infancia de donde tiene tantas dudas y tantas confusiones  es traerla a este momento. Yo siento que a pesar de que ya es un hombre adulto, a partir de lo que de la verdad que busca en esta película , él empieza realmente a crecer como un hombre.

Conversando con el Director César Díaz nos mencionó que muchos de los huesos que se ve en la película son reales, ¿Como tú te sentiste al saber que ibas a estar alrededor de estos huesos que fueron sacados de estas fosas comunes que vienen esta masacre?

Fue la parte que más me daba miedo al hacer este trabajo, en un punto trabajamos al previo a la película muy intensamente sobre estudiar la historia de Guatemala y aprender un montón de testimonios de Guatemaltecos que vivieron y que pasaron por eso, fueron alrededor de 3 meses que yo estuve leyendo e informandome sobre eso y cuando me di cuenta de esto que acabas de decir fue cuando entendí una noche que estaba a punto de dormir me di cuenta que iba a tener que trabajar con los huesos reales.  Mi preparación indicaba que yo iria a la fundación y ahi poder aprender a trabajar realmente con esto. cuando me di cuenta de que iba a tener que maniobrar estos huesos de personas  que realmente pasaron por eso y que desafortunadamente fallecieron me dio mucho miedo. Me acuerdo que le escribí un email a César diiendo que si yo era lo suficientemente digno de hacer este trabajo lo cual por todos lados implica mucha responsabilidad incluso espiritualmente y yo tenía miedo por un punto de hacerlo.  El respeto con el que trabajan en esa fundación la dignidad que le dan a estos casos y el profesionalismo de la gente que me enseñó a hacerlo, la cotidianidad con la que hacen su trabajo me hizo un poco perder todo el miedo al momento de trabajar cómo lo hacíamos con el mismo respeto si fueran huesos reales o si fuera del trabajo de los directores de arte, ya no estaba pensando en eso estaba pensando más en lo que estaba atravesando el personaje. Siempre paso por estos procesos actuando y lo terminamos haciendo. Evidentemente eso no me iba a parar  pero por un momento dudé.

Tu eres Mexicano, ¿estabas al tanto de lo que había pasado en Guatemala antes de hacer este cast para esta película?

No sabía nada, la primera vez que me reuní con César que fue en uno de los castings aunque me dio mucha pena lo tuve que aceptarlo y le dije no sé nada pero realmente nada, no sabía ni el nombre de el Presidente. Lo primero que hizo el para mí y Emma que somos los actores Mexicanos que interpretamos estos personajes protagónicos fue informarnos ponernos a estudiar hacer la tarea y al final a través de informarnos e impregnarse de toda la cultura reciente de la historia, además de viajar durante unos días antes de la filmación fuimos allá a ensayar luego yo llegué como 3 semanas antes filmar para prepararse y conocer gente. Todo esto a mí me deja con un sabor y mucho amor muy especial por la cultura guatemalteca y el país y por la gente de Guatemala.

¿Cuál fue tu experiencia al trabajar con todo el elenco la mayoría de ellos no son actores reales?

Yo creo que todo este trabajo para mí siempre fue de mucho aprendizaje y de mucha humildad,  por alguna razón César decidió que mi personaje fuera interpretado por un actor profesional pues me dedico a esto al igual que el personaje de Cristina mi madre que nos rodeo de otras personas que no se dedican a la actuación y que le dieron todo no solo las mamás, también julio Serrano, Aurelia Caal que no se dedican profesionalmente a esto. La magia estaba ahí como  eran Guatemaltecos  y su cultura, estaban comprometidos con esta historia, a mí me enseñaron muchísimo en el caso de las mamas yo quería tratar de siempre con mucho respeto y con dignidad sus historias, ya estamos filmando en su pueblo estamos metiéndonos en su cotidianidad algo que Cesar y la producción cuidó muchísimo, no queríamos llegar a invadir o llenarlo de basura y todo el crew que son Guatemaltecos y los que veníamos de afuera fuimos muy respetuosos con la localidad. Cuando estábamos grabando con ellas no hablabanellas me enseñaron a trabajar con el maíz seco que tenían ahí me enseñaron cómo usaban sus telares me enseñaron dos a tres cosas cotidianas que hacían en el pueblo, pero no se prestaba la ocasión para platicar sobre sus historias.  la experiencia fue mágica porque ellas te guiaban hacia la cotidianidad del pueblo de la aldea donde ellas viven y como actores se agradece porque te que ayudan a meterse muchos más en la realidad de la situación.

¿Que es lo que es lo que disfrutaste mas al grabar esta película?

La verdad todo  fue Guatemala y su gente allá  Yo al final vivo en la ciudad de México que no deja de ser una gran ciudad, y el crew que participó guatemalteco tenían una vibra,  muy diferente muy cercana muy cálida, a pesar de algunos peligros en la ciudad,  que nos paso muchas cosas ahi la gente no deja de ser cálida y eso me lleno de alegria muchísimo. Descubrir cómo en Guatemala es la idustria de la filmacion también, normalmente en México tenemos la referencia de que estados unidos y el dinero que tienes para producir, yo he trabajado en algún par de producciones estadounidenses y con todo el presupuesto que ellos tienen ahi tu ves la diferencia, dices estamos en la miseria? no tenemos nada? no tenemos recursos? pero por otro lado tenemos una industria fascinante y lo mismo pasa al revés con Guatemala, ellos piensa lo mismo que nosotros y a pesar de tener todavía menos infraestructura y quizá menos recursos que México hay muchísimo talento, muchísima creatividad, la gente que filma me dejaron como una enseñanza y el pecho lleno de orgullo de ver que con poco se pueden hacer cosas brillantes, luego todo el camino que ha tenido la película gracias al esfuerzo del crew Guatemalteco, gracias al esfuerzo de la gente del Bélgica y la gente de todos lados y con todas las posiciones que sirvieron para contar esta historia me llena de orgullo ser parte me encanta.

¿Qué le dirías a todas las personas para que no se pueden perder de ver esta película?

Pues creo que es un viaje emocional muy apasionante, es muy conmovedor, creo que en estos momentos qué tenemos tiempo que nos hemos dado en este encierro para pensar en nosotros mismos en ¿quienes somos? y qué nos queda tantas dudas, creo que la historia de Ernesto los puede acompañar y les puede hacer un drenaje de las emociones es muy bonito así que espero que la gente vaya a verla.

Our Madres (Nuestras Madres), lanzamiento prácticamente el 1 de mayo