0 16 min 6 mths

En esta edición de THE INTERVUE, nos adentramos en una película que se estrenó recientemente llamada Por mi hija. Una joven pareja de México decide venir a Estados Unidos en busca del Sueño Americano. Ilegales en un país extranjero, sin familia, sin amigos. Pronto, se ven obligados a confrontar las decisiones
que han tomado.

Recientemente me senté virtualmente con el escritor/director Fernando Rodríguez y el actor Christopher Bustos para hablar sobre esta poderosa y conmovedora historia de una familia que aprende que el sueño americano no es todo lo que parece.

Fernando esta película, ilustra la dura realidad de los inmigrantes que enfrentan todo tipo de obstáculos al cruzar la frontera y al vivir en los Estados Unidos sin estatus legal. ¿De dónde vino la inspiración para esta película? ¿Es algo personal o está basado en alguna historia de la vida real?

 

Fernando Rodriguez (Escritora / directora): Son ambos. Nací en Estados Unidos pero mis padres son de México, crecí en San Diego, California, que está en la frontera con Tijuana, que es la frontera más grande del mundo. De niño, fui testigo de primera mano de la emigración, viendo con mis propios ojos a las personas que cruzaban la frontera ilegalmente y se escondían detrás de los árboles. Recuerdo muy claramente caminar a la escuela y ver gente escondiéndose de los agentes de inmigración. Cuando le pregunté a mis padres, me respondieron que uno no entiende la verdad, todas las cosas están complicadas sobre la inmigración y la política y los problemas todavía existen con este país.

 

A medida que uno crece, se vuelve más consciente de la situación. Era un tema muy importante para mí, como mexicano y como ciudadano estadounidense. Puedes ver ambos lados de la historia. De niño viajaba a Tijuana, donde tenía amigos que no podían cruzar a Estados Unidos y eran como dos mundos muy diferentes. Así que siempre tuvo un gran impacto en mí.

 

Mientras crecía, conocí a mi esposa, que es de un pueblito llamado Jalostotitlán en Jalisco, y ese pueblito es muy bonito y muy tradicional, con las tradiciones locales, la gente y la comida como son, y ese pueblito en realidad atrae a mucha gente a venir a los Estados Unidos en busca de lo que a menudo se llama un “sueño americano”. Se escuchan muchas historias buenas y malas, una de las que más me impactó fue la de una pareja que llegó a Estados Unidos de recién casados con su bebé y no la pasaron bien.Fue una historia cuyo impacto sentí profundamente y decidí escribir a partir de ahí.

Christopher ¿Cuál fue tu papel en “Por Mi Hija”?

Christopher Bustos (Leo): El personaje que interpreto es Leo, es una persona sencilla, de mente abierta de un pequeño pueblo de Jalisco, México, que ama a su familia, sus tradiciones y su trabajo. Puede que no tenga mucha experiencia con los Estados Unidos, pero como alguien que tiene ambiciones y sueños, es ingenuo, pero con metas, sueños y anhelo de ver crecer a su familia y conocer la cultura estadounidense.

¿Por qué era importante para ti representar el contraste entre cómo vive la gente en su tierra natal y cuando migran a tierras extranjeras en esta película?

FR: En inglés, hay un dicho americano, “La hierba no siempre es más verde al otro lado de la cerca” y para mí, eso significa que la gente a veces transmite el sueño americano, lo repito entre comillas como “que las calles están pintados de oro que el dinero cae de los árboles que todas las personas que viven en los Estados Unidos son extremadamente ricas”. Es una forma de pensar muy soñadora. Es una forma, y disculpe si me sale el “Norteño”, eso es algo ingenuo, pero es una forma de pensar tonta ya que no se basa en nada en la realidad.

En realidad, este es un país basado en el trabajo, basado en corporaciones que se aprovechan de las personas, especialmente de los inmigrantes ilegales que vienen a este país con poco dinero y sin derechos, ya veces solo para sufrir. Las personas salen adelante con trabajo y esfuerzo, pero ¿a qué riesgo ya qué sacrificio? Personas que vienen a este país y no pueden regresar si mueren sus hijos o un ser querido, dejando atrás a sus hijos y a sus madres. La pregunta es, ¿vale la pena? ¿Crees que vale la pena vivir en este país? Como le decían a Leo en la película, aquí lo tienes todo, somos pobres, humildes, pero a ti no te falta nada, aquí eres feliz, tienes tu familia, tienes tus raíces, pero a veces, bueno, el dinero te llama. , la oportunidad te llama. Cuando Leo supo que su esposa estaba embarazada, su vida cambió repentinamente. Cuando te das cuenta de que vas a ser padre, ya no piensas en ti, piensas en tu familia.

Entonces me ha impactado mucho que la gente se arriesgue y también porque nunca he tenido que hacer algo así, verdad, y a veces hasta me siento culpable porque lo tuve tan fácil porque nací aquí con todos los derechos. que tiene un americano, pero los mexicanos, latinos y otros buscan lo mismo, pero no tienen los mismos derechos que los americanos, y eso me ha afectado mucho.

Dado que naciste aquí, ¿cómo te sentiste al grabar este papel al presenciar otra realidad? ¿Fue un impacto para ti?

CB: Sí, toda la experiencia de la grabación de esta película significó mucho para mí. Me cambió Como les dije, la mayor parte de mi familia es de la frontera, por lo que me sorprendió no haber viajado nunca antes dentro de México. Sentí que extrañaba algo que no existía allí, para mí fue algo maravilloso, no sé si fue el personaje o si fui yo. Todo fue muy bonito, la ciudad, la gente, la cultura. Al leer el guión, supe que esta película sería una experiencia extraordinaria para mí y que me impactaría muchísimo. Todas las escenas hermosas y las escenas horribles, todo lo que pasó en México que se ve hermoso, y todo lo que conozco y viví del otro lado de los Estados Unidos como inmigrante. Estaba muy feliz.

En la película mencionas el racismo dentro de tu propio grupo de personas, que es un gran obstáculo para muchos inmigrantes. ¿Qué significa eso para usted personalmente?

FR: Al mirar eso, lo tomé de experiencias personales, más que nada, mi padre siempre ha dado forma a mis puntos de vista sobre la vida. Cuando vino a este país, vivió en Chihuahua y luego se mudó a Tijuana, buscando el sueño americano, hablaba poco inglés, hablaba del racismo en el trabajo, no siempre entre gringos, sino también entre sus propios colegas latinos.

Como resultado, quedó impactado y afectado toda su vida, por no repetir eso nunca, y cuando estaba en condiciones de ayudar a alguien que estaba en la misma situación, lo iba a hacer, porque se había enfrentado a situaciones en las que la gente le hablaba en inglés sabiendo que él no lo hablaba, y podían comunicarse en español.

Esto fue algo en lo que tuve un gran impacto porque crecí con la misma sensación de no aprovecharme de nadie que esté en una posición así y ayudarlo cuando lo necesite, simplemente porque uno nunca sabe lo que depara el futuro, y Decidí incluir una parte del guión porque sentí que era una lección importante para transmitir.

Cuando trabajabas en las granjas, ¿cómo fue esa experiencia?

CB: Mi experiencia allí no fue difícil y disfruté mucho trabajar allí. El primer trabajo que tuve cuando tenía trece o catorce años no fue en un rancho, pero tenía animales y perros que cuidar y guardaba todo allí. Ese era el trabajo, levantarse a las seis de la mañana para hacer todo eso para darles de comer, para limpiar lo mismo para los gallos, era otra tierra, era una gran responsabilidad. Disfruté mucho haciendo esas escenas.

¿Cómo describirías los valores de las familias representadas en la película? ¿Es posible que las familias rotas sean el resultado del estrés que uno enfrenta en este país?

FR: Estoy de acuerdo, sobre todo ahora que estamos viviendo un periodo de altas frustraciones políticas, como nos pasó hace unos años con el tema de la migración y todo lo que pasó con Donald Trump.

Sentí que era un buen momento para sacar este tema aparte de lo que normalmente pasa en una familia, una persona casada, con pleitos diarios encima, sumando el estrés de ser un ilegal, de no tener con quien hablar, de tener miedo a salir a la calle, todo eso sale a la superficie en esta película y finalmente se muestra como un volcán que revienta, ya que somos seres humanos y solo podemos aguantar hasta cierto punto.

Como te dije, este es un país donde es importante entrar en ritmo como la gente que vive aquí o te hundirás muy rápido y creo que eso es lo que significa la película. Por eso, ahora que están aquí, se dan cuenta de que necesitan vivir con las consecuencias de las decisiones que tomaron.

¿Cómo terminaste de hacer la película durante la pandemia? ¿Cómo fue la experiencia?

FR: Tan pronto como terminé el guión, comenzó la pandemia. Todo empezó a cerrar todo y entonces tuve que tomar una decisión sin parar todo. Pensé que comenzaría el proceso de preproducción buscando actores, comenzando el proceso de encontrar la ubicación, dónde grabaríamos, etc. Resultó que fue un gran desafío logísticamente, sin embargo, fue algo positivo ya que todo el equipo estaba disponible, todos estaban fuera del trabajo y encerrados y todos los actores estaban dispuestos a salir y hacer su arte, y se prestó para hacer lo que necesitaba, y lo hicimos muy rápido.

Si bien el viaje de México a Estados Unidos fue algo desafiante en ese momento para transportar todo el equipo, fue posible y creo que si termino teniendo éxito, tengo todo lo que necesito para concluir el proyecto.

¿Le darías algún consejo a todos los jóvenes o familias que sueñan con venir al Norte?

CB: El hecho de que estén informados de todo, que piensen mucho en sus valores, en lo que realmente les importa en esta vida, en lo que quieren, si se quedan en México o se mudan al norte, les va a dificultar las cosas, pero cuando haces algo que amas, te llevará en la dirección que amas. Primero haga lo que sea mejor para usted y luego considere lo que es mejor para su familia. Venir a los Estados Unidos significa que tienes que tomar más riesgos.

¿Te gustaría transmitir un mensaje en particular a tu audiencia?

FR: Mi objetivo era hacer una película real. No quería inventar cosas, solo quería hacer un drama que mostrara y que la gente pudiera ser testigo de lo que estas personas pasan todos los días. A través de los medios de comunicación en la televisión, vemos lo que es bueno para ellos y muestran los aspectos negativos de México que la gente quiere venir aquí a robar, a quitarles el dinero a los estadounidenses y venir aquí solo a pedir ayuda. Al final la gente solo quiere una vida mejor, quiere salir adelante, nadie quiere dejar a sus hijos, a sus padres, ni dejar su cultura.

¿Cuándo dicen que vienen aquí a robarnos? ¡La respuesta es no! Y claro, hay gente que viene aquí a hacer todo tipo de cosas, pero la mayoría de la gente viene aquí a trabajar, a salir adelante, y siendo realistas, estadísticamente la gran mayoría de la gente viene aquí a salir adelante.

Además, me encantaría que el público en los Estados Unidos lo vea y vea el otro lado de la moneda, que no es solo lo que ven en Fox News u otros medios, y ver cómo es realmente un pueblo en México. En realidad, pueden ver lo que arriesgan las personas, sus familias y los jóvenes para poder buscar un futuro mejor. También pueden ver lo que dejan atrás y lo que viven al estar aquí. Con el estilo documental que quería, quería retratarlo de una manera real y fuerte. Quería retratarlo casi como si estuvieras ahí con ellos en los momentos hermosos así como en los feos.

Además, me gustaría que la viera gente de todo el mundo, ya que la película no solo se estrenará en Estados Unidos, sino que también se estrenará en América Latina y próximamente en España, y me gustaría que la gente de otros países para verlo también.

Por Mi Hija ya disponible en plataformas digitales y en DVD